martes, 25 de abril de 2017

TORRIJAS

Hace unos días esperaba mi turno en el horno artesano que hay justo detrás de casa, donde voy mucho pero no todos los días porque es una perdición, esta todo tan bueno……..pero ese es otro cantar, a lo que iba, estaba esperando a que me atendieran mientras escuchaba como una de las dependientas le decía a una señora que tenía delante que habían vendido más de 25 kilos de torrijas esa mañana, se me abrieron los ojos como platos y enseguida dirigí mi mirada en busca de las populares torrijas y cuál fue mi sorpresa cuando veo que eran igualitas a las que hago yo en casa y no me pude contener y las palabras salieron de mi boca sin permiso en voz alta…..

-       (YO) -¿Esas?, si son igualitas que las que hago yo, si son muy fáciles y rápidas de hacer….

-      (DEPENDIENTA) – Si pero la gente pasa de pringarse y prefiere gastarse el dinero
No lo entendía pero es verdad que no todo el mundo tiene la necesidad de ponerse un delantal y perder una hora de su vida en hacer unas torrijas que tardas 10 minutos en comerte.

Ya metidas en materia y siguiendo con la conversación le pregunto que si había algún pan especial para torrijas porque solo oyes hablar, leer por internet o incluso ves en los súper mercados que hay PAN ESPECIAL PARA TORRIJAS y cada uno distinto del otro, a lo que la chica algo encendida por su indignación me dice…..

-      ¡PAN DURO, SOLO ES PAN DURO, EL QUE TE SOBRA DEL DÍA ANTERIOR……….!

Yo he llegado a pensar que soy un poco rara o que no estoy bien informada con respecto al pan que se debe utilizar para hacer torrijas, en mi casa siempre se había utilizado la barra de pan duro del día anterior y resulta que no iba mal encaminada…….
Hay tantas recetas de torrijas como personas que las hacen pero a mí las que me gustan son estas, sencillas, sin mucha historias, no demasiadas pringosas ni pegajosas que empachan de solo verlas pero que por dentro estén muy melosas y esponjosas como si estuvieran rellenas de una crema de leche……

DELICIOSAS, espero que os gusten…




INGREDIENTES:

- Pan del día anterior
- 1 litro de leche
- Azúcar
- Canela en rama
- Piel de limón y piel de naranja
- Canela en polvo
- Huevos
- Aceite de oliva


PREPARACIÓN:

- Ponemos la leche en un cazo con la canela en rama y las pieles de limón y naranja y llevamos a ebullición y dejamos hervir a fuego lento 5 minutos. Dejamos templar.
- Se corta el pan en rodajas no muy gruesas.
- Ponemos la leche en un recipiente hondo y vamos impregnando por ambos lados las rodajas del pan dejando que empapen bien por ambos lados y llevando cuidado de que no se nos deshagan.
- Batimos los huevos y pasamos las rodajas de pan que hemos empapado en leche, las pasamos por ambos lados que cojan bien el huevo para a continuación freírlas en abundante aceite bien caliente, cuando este bien dorado por un lado le damos la vuelta para que se dore el otro y vamos retirando en un plato con papel absorbente para que no queden con demasiado exceso de aceite.
- Cuando estén bien escurridas las pasamos por azúcar con un poquito de canela en polvo por ambos dos lados.























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...