jueves, 28 de enero de 2010

PREMIO DE LA FELICIDAD


Quiero dar las gracias al blog de crismascocina (un blog sensacional, no dejéis de visitarlo) por concederme el PREMIO DE LA FELICIDAD, es primer premio que conceden a este blog y por eso va a ser muy especial. Gracias Cris.


Yo se lo tengo que entregar a otros tantos y estos son mis elegidos:


PAU&VELL


CHE QUE BO


Pa amb tomàquet


La Gata Curiosa


La cocina de Angie


¿Que se cuece en mi cocina?


MIS TRUCOS DE COCINA


Ana en la cocina


Flor de Cayena


LA BRUJITA MARILU ENTRE PUCHEROS


Deseo que os haga tanta ilusion como a mi y que lo disfruteis mucho.

martes, 26 de enero de 2010

CASQUERIA DE CORDERO AL AJILLO

Nunca he sabido lo que era la CASQUERIA pero es lo que tiene casarse con un carnicero, que aprendes muchas cosas. Nunca ha sido mi debilidad, no me gusta demasiado el hígado, los riñones sí y nunca había probado LES LLETEROLES, es más, no sabía ni lo que era y un día en casa de mis suegros las probé y me gustaron mucho.

Hoy en dia Ricky me obliga a comer hígado (por mi estado) y la única manera en que me lo como es haciendo este plato, todo mezcladito y al ajillo y la verdad es que lo disfruto mucho.

Ahora os voy a dejar una información de WIKIPEDIA acerca de lo que es la CASQUERIA, para los que no sepáis que es, porque lo explica mejor de lo podría hacerlo yo.

La casquería, despojos, vísceras o menuts, son todas aquellas partes comestibles que se extraen de los animales destinados a carne y que no están comprendidas dentro del término de la canal.

La historia se remonta, al menos, a la cultura de la Roma imperial, donde la cocina de la casquería era tenida como exquisita.

Más próximo en el tiempo y en la cercanía, los mercados de ganado del siglo XIII en España, comenzaron a comercializar lo que hoy conocemos como PRODUCTOS DE CASQUERÍA.

Hoy como ayer, manos hábiles despiezan, limpian y elaboran esas piezas que se transforman en apetecibles platos que ya forman parte de nuestra tradición gastronómica: lengua estofada, sesos rebozados, callos, mollejas, manitas de cordero o asadura.

Los productos de casquería por su variedad y propiedades nutritivas son un componente fundamental a la hora de complementar nuestra dieta y hacerla más equilibrada.

Son ricos en proteínas, vitaminas y minerales y con un contenido en calorías relativamente bajo. Además, las proteínas que aportan son de alto valor biológico, ya que su contenido en aminoácidos esenciales, compensa las deficiencias comunes de las proteínas procedentes de los cereales, las leguminosas o las hortalizas.

Su infinidad de sabores, texturas y formas hacen de la casquería un alimento que da mucho juego en la cocina. Con ellos podrás elaborar desde los platos más sencillos y ligeros, a los más creativos y sofisticados.

Productos básicos de una casquería: Entresijos, gallinejas, zarajos, criadillas, lenguas, carrilladas, cabeza de cordero, rabo, corazón, sangre cocida, pulmón, hígado, asaduras, sesos, riñones, oreja, mollejas, callos, pata, morro, manitas cordero y cerdo, panza de cordero, cuajares, rabitos y pajarilla.

Y para los que no sepáis que son LES LLETEROLES aquí va otra descripción encontrada en la red.

LLETEROLES O MOLLEJAS DE CORDERO (las terneras y los cerdos tambien tienen).

Glándulas pertenecientes a la garganta y pegadas al corazón. Plato exquisito al ajillo o a la plancha. Con el crecimiento del animal desaparecen.





INGREDIENTES:

- Lleterolas de cordero

- Hígado de cordero

- Riñones de cordero

- Aceite de oliva

- Sal

- 5 o 6 dientes de ajo

PREPARACION:

- Limpiamos, enjuagamos y troceamos la casquería y la dejamos escurrir bien en papel absorbente.

- En una sartén ponemos un buen chorro de aceite de oliva y añadimos los ajos enteros partidos por la mitad y los doramos a fuego medio/bajo.

- Añadimos la casquería con un poco de sal y lo dejamos hacer a fuego medio removiendo de vez en cuando para que se haga bien por todos lados y no se quede nada crudo, tiene que quedar todo doradito pero sin quemar.

- Procurad no hacerlo en exceso porque la casquería demasiado hecha no esta buena.



martes, 19 de enero de 2010

QUISQUILLA HERVIDA

No soy gran aficionada al marisco, eso no significa que no me guste, siempre me había decantado por la gamba roja a la plancha y de ahí no salía pero Ricky es todo lo contrario que yo, le encanta el marisco y como dicen que todo se pega menos la hermosura pues he terminado por aficionarme un poco, aunque no tanto como él.

El marisco hervido no me atraía para nada pero cuál fue mi sorpresa cuando probé la quisquilla hervida, me encantó, tengo que decir que de momento es lo único que como hervido, también es verdad que no he probado mucho mas, poco a poco.

Esta es la primera vez que he hecho la quisquilla, me guié por los consejos de mi madre, mi marido y mi suegro y la verdad es que no estaban nada mal, para mi gusto un poco sosas pero seguro que la próxima vez salen mejor.



INGREDIENTES:

- Quisquilla

- Sal

- 1 hoja de laurel

- Agua

- Cubitos de hielo

- Aceite de oliva

PREPARACION:

- Ponemos una olla con agua, unas gotitas de aceite (para dar brillo a las quisquillas) y una hoja de laurel al fuego, cuando rompa a hervir el agua añadimos la quisquilla y cuando vuelva a romper a hervir el agua las sacamos y las pasamos por un colador y seguidamente a un recipiente que tendremos previamente preparado con abundante sal y muchos cubitos de hielo y lo dejaremos unos segundos, no demasiado que si no se aguan. Volvemos a pasar por el colador.



sábado, 9 de enero de 2010

RUSTRIDERA DE CORDERO

Esta es una de las recetas favoritas de mi madre, le encanta el cordero, a mí también me gusta mucho y como más me gusta es al horno, bien tostadito (sin que este quemado, ojo) con sus patatitas también tostaditas y su salsita para mojar con pan.

Es un plato que mi madre ha hecho siempre, desde que tengo uso de razón siempre he relacionado ese aroma a ella y siempre será así.

Como siempre es un plato, sencillo y muy rico.



INGREDIENTES:

- Cordero

- 2 patatas

- 2 cebollas

- 3 dientes de ajo

- Perejil

- Aceite de oliva

- Vino tinto

- Tomillo o romero

- Agua

- Pimienta negra recién molida

- Sal

- 1 tomate maduro

- Brandy

- Verdura al gusto (pimiento, calabacín, alcachofas) opcional

PREPARACION:

- En una fuente honda para el horno colocamos las cebollas previamente peladas, lavadas y troceadas en trocitos cubriendo el fondo de la fuente, le añadimos los dientes de ajo pelados y troceados en 2 o 3 trozos.

- A continuación colocamos el cordero encima de las cebollas, cubrimos con las patatas peladas y cortadas en rodajas de un centímetro más o menos y las verduras en el caso de que se pusieran. Añadimos el tomate rallado con un poco de perejil picado.

- Salpimentamos y echamos medio vaso de vino, un poquito de agua y un buen chorro de aceite por encima de todo.

- Lo metemos al horno a la 2ª altura a 200º 90 min. Más o menos con la fuerza del calor concentrada más bien en la parte baja del horno, remojando con el jugo de vez en cuando para que no se reseque demasiado.

- A mitad de cocción añadimos un buen chorro de brandy y dejamos terminar de hacerse.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...